lunes, 1 de abril de 2013

Castor, de Manuel Gago.

Hoy vamos a hablar de una colección antigua, perteneciente al tebeo de la denominada Escuela Valenciana, tal vez no sea una de las más populares pero precisamente por eso me parece oportuno hacer esta reseña, asi que vamos a hablar de la colección de Castor, dibujada por el genial Manuel Gago.


Hace una semana, mi amigo Jordi, de Cómic Hunter, me ofreció esta colección, y no me lo pensé dos veces, no vamos a hablar de dinero, sería una falta de elegancia, pero el caso es que la compré y ya me la he leído, y bueno, a diferencia de otros que van escribiendo lo que no deben, antes de decir una palabra de esta curiosa serie, he querido leerla, y una vez leída me dispongo a hacer un breve análisis.

Gago y la Edad de Piedra.

Conocidas por todos son las obras de Purk, el Hombre de Piedra y Piel de Lobo, esta algo mas moderna, he leido las dos y tiene su aquel, aunque reconozco que la Prehistoría no es mi tema preferido, lo cierto es que el autor hace gala de una imaginación desbordante, ya que aquí poco rigor histórico puede haber.
Son numerosos los bichos extraños y sobre todo las razas distintas que dibuja Manuel Gago, así a bote pronto, centauros, hombres rinocerontes, hombres alados, hombres pez, en fin, todo tipo de criaturas fantásticas que en su día seguro que hacían pasar muy buenos ratos a los niños de la época.


El caso es que hay una tercera serie ambientada en esta Prehistoria tan particular la cual se llama Castor.
Castor fue publicada en el año 1962 por la editorial Maga y presenta la particularidad del formato, bastante mas pequeño de lo habitual, apenas 5x6,5 y con una distribución de viñetas un tanto original, se puede ver muy bien en la foto.
Castor: La Historia
La serie responde a ciertos esquemas que se repiten en la obra de Gago.
Un protagonista joven, Castor, al igual que el Aguilucho o Piel de Lobo, durante esos años la imagen del protagonista es mas juvenil que en series anteriores, y un conflicto, en este caso, por un tema amoroso.
Un miembro de la tribu pretende a la hermana de Castor y es expulsado de esta, el personaje en un acto de despecho recurre a una tribu vecina y estos les roban el fuego y matan al padre de Castor, otra hecho habitual en las series de la época.

A partir de ahí se producen una serie de aventuras trepidantes, sin pausa, en donde el tema de fondo parece ser el control del fuego, nadie, o casi nadie sabe encender un fuego y se dedican a conservarlo, y esto es lo que lleva a Castor a tener aventuras fuera de su tribu.
Al final de la serie dos de los logros de Castor son hacerse amigo de un perro y de un caballo, siendo el primer hombre en conseguirlo.

Falta de rigor histórico o precursor del genéro fantástico.



Para gustos los colores, habrá gente que critique a Gago por que la Prehistoria que nos cuenta  no es tal, pero es que yo lo veo más como un género fantástico, influido lógicamente por la época en la que dibuja la colección y a mi me ha gustado.
En la colección vemos distintas tribus cada una con sus peculiaridades, desde hombres que viven debajo del mar que utilizan colas de sirena para nadar, y que ojo, nunca se ahogan, hasta una especie de civilización que vive en algo que se parecen a castillos, pasando por amazonas y tuaregs, Gago en estado puro.
Os adjunto una imagen más, a ver si os recuerda a algún personaje del Guerrero del Antifaz, en su última etapa.










Sin ser un dibujo excelso, ya que era una época en donde estaba saturado, si vemos páginas brillantes, y en cuanto a la censura, pues alguna cosa consigue torear, ya que aparece un personaje cometiendo un acto de canibalismo puro y duro y  esta página, que para mi es la más brillante y graciosa de la colección.


En definitiva, una obra que tal vez no sea de las mejores pero que todo buen aficionado a Manuel Gago tiene que conocer por que no deja de ser interesante y tener ciertos puntos muy buenos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario