martes, 2 de julio de 2013

El Príncipe Valiente. de Harold Foster.



Hoy vamos a hablar de un personaje clásico, de un cómic que a nivel gráfico seguramente esté entre las mejores obras de la historia y de un autor, Harold Foster, que como dibujante realista puede que sea el mejor,si no uno de los mejores que ha habido en el mundo del cómic.



El objeto de este artículo es dar a conocer el personaje a personas que habitualmente no lean cómics, ya que sería muy presuntuoso por mi parte querer hacer un análisis detallado de la obra y el autor.
Ya os adelanto que hay muchos libros que hacen estudios de la obra, y por citar alguna bibliografía, os recomendaría sobre todo estos dos:
Foster y Val. Editorial Dolmen. Escrito por Manuel de Caldas, un auténtico experto sobre la obra, es seguramente el libro más completo que hay hasta la fecha.
El Príncipe Valiente. Álbum Extra de la revista CHT, los cuales tienen página web propia, libro muy interesante en cuanto a las explicaciones que da acerca de cómo se daba el color al blanco y negro original y da un repaso muy bueno a las distintas ediciones que ha habido en España.

Hay más pero estos dos son los mejores.
Una vez hecho esto, vamos a hablar brevemente de Harold Foster.


Harold Foster.


Nacido en Nueva Escocia el 16 de Agosto de 1892 tuvo una infancia tal vez fuera de lo común, no lo tuvo nada fácil y se tuvo que ganar la vida como buenamente pudo, además de ser boxeador y buscador de oro, se ganó un dinero como dibujante de catálogos para ventas por correspondencia.
Desde niño fue muy aficionado a la caza, la pesca y la navegación, y esto influye muchísimo en su obra puesto que en el Príncipe Valiente es habitual ver como se recrea al pintar bosques, mares, marismas y todo tipo de paisajes de la naturaleza con una maestría sin precedentes en aquel momento.

En 1922 emigra a Estados Unidos y en Chicago hace varios cursos de dibujo, consiguiendo trabajo para una agencia de Detroit.
Las Dayli Strips: Es importante que sepáis como se inicia la difusión del cómic en Estados Unidos, puesto que este se publica en periódicos, digamos que los autores trabajan para agencias y estas distribuyen las tiras de prensa a varios periódicos, con lo que esto sirve para que el cómic, que hasta entonces es de estilo humorístico, llegue de forma fácil y gratuita al gran público, que en principio lo que busca es el periódico, pero dentro se encuentra una sección de tiras de prensa.
Harold Foster es contratado para hacer tiras de prensa, las había diarias y dominicales, las Sunday Pages, y empieza trabajando en la serie de Tarzan de los Monos, serial tomado de la obra de un grandísimo escritor: Edgar Rice Borroughs.
Con el tiempo Foster se cansa de esta obra y comienza lo que sería su obra maestra: El Príncipe Valiente.

El Príncipe Valiente.

El 13 de febrero de 1937, teniendo Foster 50 años, comienza la serie de El Príncipe Valiente, con el subtítulo “en los días del Rey Arturo”.
La serie se hacía en un formato de planchas dominicales, y a cada plancha Foster le dedica unas 50 horas, ojo, a cada hoja, pero esto se ve luego reflejado en el trabajo final, cantidad de elaborado.
 A nivel gráfico, cosa que ya se ve en las tiras de prensa de Tarzan, tenemos un tabloide de grandes dimensiones en donde el texto va debajo del dibujo, o sea, que no hay lo que se llaman bocadillos, esto se hace para no estropear el dibujo, véase en la imagen cómo era una tira de prensa de la época.



La historia trata de un príncipe vikingo el cual tiene que huir de su reino, Thule, junto con su familia y un pequeño séquito de leales a la corona, y va a parar a unas marismas situadas en el sur de Inglaterra.
Se desarrolla en el siglo V después de Cristo, y Foster nos presenta un panorama internacional complejo, mezclando hechos históricos con mayor o menor acierto, como la caída del Imperio Romano a manos de los vándalos,liderados por Gensérico, un intento de invasión de la isla de Inglaterra por parte sajona, el Muro de Adriano, frontera hecha por los romanos para contener a los pictos, ciudades como Jerusalen,la invasón de Europa por parte de los hunos, la cual Valiente visita en varias ocasiones o la fundación de San Marino, con otros hechos que son pura invención del autor o adaptación bastante libre por su parte, como una Inglaterra en donde existe Camelot y el Rey Arturo, con toda su corte de caballeros o un viaje de Valiente al continente americano, en donde Foster no deja muy bien parados a los nativos de la zona, esta es otra parte maestra de la colección.
A lo largo de la colección vemos como el personaje evoluciona, haciéndose primero caballero de la corte del Rey Arturo, más tarde se casa con Aleta,  reina de una isla en el mar Egeo y posteriormente va teniendo hijos, hasta que al final acaba haciéndose abuelo.
Destacar que Harold Foster era un excelente paisajista y en muchas ocasiones la narración de la historia se basa en los dibujos, única y exclusivamente, si una imagen vale más que mil palabras, este es el ejemplo más claro.


Escenas de caza y pesca en el bosque son de lo más habituales, mandando un mensaje, eso sí, se caza sólo lo que se necesita para comer, así como escenas de navegación, dibujando todo tipo de barcos.

Para muestra un botón, esta es otra de las páginas históricas de la serie: La boda de Val y Aleta.




Rigor histórico hay poco, a diferencia de los cómics francobelgas, como Alix, Las Torres de Bois Maury, Giacomo C o muchos otros, aquí no hay una rigurosidad histórica milimétrica en cuanto a las vestiduras, que parecen sacadas de la época del Renacimiento, las construcciones, vemos arte gótico mezclado con arte románico, barcos o armaduras, y esto se nota mucho cuando Foster nos dibuja escenas situadas en la ciudad de Roma, una Roma en decadencia pero que encaja de una forma un tanto artificial en la historia.

Los personajes de Foster son grises, ni los buenos son muy buenos ni los malos son tan malos, o no siempre, personajes como El Rey Arturo, Aleta, la esposa de Valiente o Sir Gawayn tienen luces y sobras y el propio Valiente es una persona con sus virtudes y sus defectos, a veces es bastante sanguinario, presumido, edonista, ególatra, en fin, es como cualquier persona real.

En la obra se tocan temas como la superación personal, hay varios personajes que siendo tullidos consiguen llevar una vida plena y satisfactoria, como Geoffrey, un escudero de Valiente que pierde una pierna y luego se hace cronista de la Corte del Rey Arturo y temas como la amistad, la lucha contra la tiranía, el apoyar siempre cualquier causa justa, personajes religiosos, se toca el tema de la expansión del cristianismo por el norte de Europa, en fin, lo que se puede esperar de un tebeo ambientado en el medioveo.

Harold Foster dejó de dibujar las aventuras de El Príncipe Valiente en 1978, dejando los lápices de forma definitiva a un colaborador suyo, John Cullen Murphy.
A día de hoy se sigue publicando en los Estados Unidos, aunque la época dorada de la colección ya ha pasado y recientemente, con motivo del 75 aniversario de la colección, la editorial Planeta Agostini ha publicado toda la obra.

Ediciones de El Príncipe Valiente en España.


Existen bastantes ediciones en nuestro país, cuanto más modernas son estas, más completas son, hay muchas pero las más importantes son estas:

Editorial Buru Lan., de 1972, fue la colección estrella en su momento, tomos a color, encuadernación de lujo pero no respeta el formato original de página.
Ediciones B.O. de 1978, es en blanco y negro, respeta el formato original de página y comprende casi toda la etapa de Harold Foster.
Ediciones B. publicada en 1988, consta de 92 fascículos o 15 tomos, según la edición que compres, y contiene toda la etapa de Foster y parte de la de Murphy.
Planeta Agostini 75 Aniversario. Acaba de finalizar su publicación y es la más completa hasta la fecha.
También está saliendo una edición estupenda editada por Manuel Caldas, con un formato de página bastante grande, en la actualidad va por el tomo 8 y siendo en blanco y negro es posiblemente la más cuidada en cuanto a que respeta el dibujo original.

Por lo general todas estas colecciones tienen sus particularidades que las hacen interesantes, yo tengo la de Planeta Agostini, la de Manuel de Caldas y la de Ediciones B y a cada una le he sacado sus virtudes, disfrutando de todas en su momento.

Para los que no hayáis leído nunca nada de El Príncipe Valiente, os recomendaría la lectura, sobre todo, de las primeras aventuras, y si este artículo sirve para captar algún nuevo lector, aunque solo sea uno, me daré por satisfecho.
Estamos ante lo que posiblemente sea la mejor obra del mundo del tebeo clásico.
Para acabar, os dejo esta imagen, probablemente la viñeta más famosa de la serie.


4 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo, puede ser la mejor obra del comic clásico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En su estilo, comparando con otras de su época, sin duda alguna.

      Eliminar
  2. hola,ante todo agradecer tu articulo,para mi es un gran trabajo,tengo una gran duda y me gustaria que si pudieras me la resolvieras,lei de niño y de adolescente las aventuras del principe valiente de buru lan ediciones (la de los ocho tomos) y hace unos años me compre la de planeta agostini y no puedo constatar que la ultima pagina del tomo ocho de burulan ediciones dibujada por harold foster aparezca en los tomos planeta agostini ,no se si es que ami me falla la memoria pero creo que recordar que en la ultima pagina de buru lan ediciones, foster hace que valiente cansado de tantas aventuras desea volver con aleta y dejar sus correrias y esta ultima plancha no la veo en el tomo de planeta agostini,no se si planeta no puso esta plancha para continuar la historia con los otros dibujantes que le sucedieron,sin mas un saludo y haver si me puedes solucionar esta duda que me carcome desde hace muchos años,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La coleccion de Planeta recoge todo lo publicado hasta el año 2011, asi que esa página tiene que estar.
      Otra cosa es que Buru Lan retocaba el tamaño de las viñetas y eso haya podido despistarte.
      Un saludo.
      P.d. Ahora sale una nueva edición por parte de Dolmen.

      Eliminar